Revaloriza tu vivienda con buenas ventanas

img_aislamiento_acustico

Si las ventanas de tu vivienda son de baja calidad, habrás sufrido innumerables problemas de aislamiento, tanto térmico como acústico. El bajo aislamiento acústico genera consecuencias nefastas, no sólo para nuestra salud y bienestar, sino también para nuestra vivienda en sí, ya que el exceso de ruido devalúa el precio de tu casa. Por eso es tan importante, aislarlas bien instalando unos buenos cerramientos, como son las ventanas con sistema KÖMMERLING.
 
Un estudio realizado sobre este tema, concluye que el ruido “rebaja el precio de venta y alquiler desde un 5% en los casos menos importantes, hasta casi la mitad en zonas muy afectadas, como pueden ser los edificios más cercanos a un aeropuerto o los pisos bajos en una zona de copas”. Por eso suele ser bastante problemático tratar de vender una casa que tiene problemas de ruido graves.
 
Los problemas de aislamiento acústico se dan especialmente en viviendas construidas antes del año 2010, ya que a partir de ese momento se elevaron las exigencias en materia de ruido. El problema es que, obviamente, las viviendas con más de seis años en nuestro país, son muchos millones. ¿Qué hacemos entonces si tenemos este problema y queremos evitar que se devalúe nuestra salud y nuestra casa? Pues lo primero de todo es conocer todas fórmulas posibles para aislarla acústicamente.
 
Como decíamos, la reducción de esos molestos ruidos que se cuelan en casa, además de mejorar nuestra calidad de vida, tendrá un importante efecto económico, ya que evitará la devaluación del su precio e, incluso, la revalorizará. Para ello, una de las acciones más sencillas que se pueden llevar a cabo es el cambio de ventanas.

Éstas son los lugares más sensibles de la fachada e influyen determinantemente en el aislamiento, incluido, por supuesto, el acústico. Por eso, cambiar unas ventanas viejas y despilfarradoras de energía por unas ventanas con Sistemas de PVC KÖMMERLING, unidas a un buen vidrio laminado y una correcta instalación por parte de nuestros instaladores, se reducen enormemente los decibelios que entran en el hogar. Nuestra casa ganará en confort y además, no sólo no se devaluará, sino que se revalorizará.




Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>