¿Qué tipo de cristal escoger para mis ventanas?

reemplazar sus ventanas

¿Qué tipo de cristal escoger para mis ventanas?
La combinación de un acristalamiento y perfilería adecuados pueden llegar a suponer un importante ahorro en la factura energética de nuestros hogares que puede alcanzar hasta el 40%, por lo que no es una decisión baladí que deba tomarse a la ligera, el tipo de cristales que escojamos para nuestras ventanas es algo importante.

Entonces ¿Cuál es el cristal adecuado para mis ventana?
A la pregunta planteada no existe una única respuesta verdadera. Hay que tener en cuenta múltiples factores para poder valorar la alternativa más adecuada a nuestro caso. El precio y el tipo de aislamiento que buscamos determinarán la elección final.

Para poder tomar la mejor decisión, es importante conocer los tipos de cristales para ventanas que podemos encontrar en el mercado. Hay que tener en cuenta que el grosor la separación entre ellos (cuando tenga doble vidrio o más) serán los dos factores determinantes del mayor o menor aislamiento que logremos y, en consecuencia, de la eficiencia energética alcanzada.

A continuación, os presentamos las principales alternativas y características que nos podemos encontrar:

• Simple. Es la opción sin duda más económica. Es una alternativa que nos va a proporcionar un bajo aislamiento, tanto térmico como acústico, y una mínima seguridad, por lo que su instalación sólo debería realizarse en ventanas interiores que no requieran mejores prestaciones.

• Doble con cámara. Los vidrios están separados por una cámara de aire intermedia, lo que les confiere un mayor poder aislante, sobre todo cuanto mayor sea el grosor de cada uno de ellos. En estos casos, la transmisión de luz visible es muy buena.

• Doble con tratamiento acústico. Son una variante del doble acristalamiento, pero intercalando entre ambos vidrios una lámina de material con propiedades de aislante acústico. También proporciona un buen aislamiento térmico.

• Doble bajo emisivo. Son una versión mejorada del doble acristalamiento, al que se le añade una capa sobre una de las caras de los vidrios, logrando con ello una transmisión casi nula de energía, y, por tanto, tienen un gran poder aislante.

• Doble bajo emisivo con control solar. Mejora las opciones anteriores proporcionando un mayor aislamiento térmico que se logra aplicando sobre el cristal una capa metálica capaz de reflejar la energía calórica, dejando paso a la luz natural.

• Doble de seguridad. Entre los dos vidrios se intercala una lámina de material que aporta elasticidad y gran resistencia al conjunto, por lo que es más complicada su rotura y, además, en caso de quebrarse, se hacen añicos que quedarán adheridos a la lámina. Ésta opción es la más recomendada cuando hay que instalarla en ventanas o puertas que dan a la calle y sean de fácil acceso, por ejemplo, a pie de calle en los pisos bajos.

Si queremos todavía mayores prestaciones, existen opciones de triple y cuádruple acristalamiento.

En cualquier caso, el mejor consejo es acudir a un profesional o empresa cualificada que pueda aconsejarnos entre las distintas opciones que podemos encontrar, y que diseñe la ventana que mejor se adapte a nuestras necesidades y presupuesto.




Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>