Consejos para la limpieza de ventanas y puertas de aluminio

limpieza de ventanas y puertas de aluminio

Las puertas y ventanas de aluminio son grandes mejoras a su casa, porque son duraderas y muy resistentes. Sin embargo, estas partes importantes de su hogar requieren una conservación adecuada, debido a que el abandono del material puede causar con el tiempo al abrirlas y cerrarlas, y provocar la aparición de manchas. Es esencial limpiarlos en los períodos correctos y con los productos apropiados.

Aquí desde Iberlum le ofrecemos algunas recomendaciones para la limpieza de ventanas y puertas de aluminio, y mantener su casa bella por más tiempo!

limpieza de ventanas y puertas de aluminio

Use un detergente suave y agua

Para la limpieza de ventanas y puertas de aluminio en su residencia, en un principio debe utilizar una manguera o un cubo para regar las puertas y ventanas y eliminar la suciedad de la superficie, lo que facilitará la posterior tarea de limpieza adicional. Luego hay que utilizar una solución preparada que contenga agua y un detergente suave, la proporción de 5% a 10% diluida en el cubo, o un producto específico para la limpieza del aluminio.

Toallas usadas, esponja y agua tibia

Si se opta por la solución acuosa con detergente neutro, puede calentar el agua hasta que esté caliente. La temperatura más caliente facilita la eliminación de la suciedad. Sumerja un paño suave o una esponja en la mezcla y pasarla por los sitios a limpiar. Enjuague el paño con agua limpia, y elimine los residuos de la superficie de aluminio.

limpieza de ventanas y puertas de aluminio

 

Tenga cuidado con los productos inadecuados

Nunca use esponjas de acero en el aluminio, que hará arañazos muy graves en las ventanas y puertas. También es importante evitar abrasivos, que pueden crear rugosidad en partes de aluminio o corroerlo. La elección de los productos con los jabones, los compuestos ácidos o más alcalinos puede manchar las piezas y dejarlas con un tono opaco y borroso.

 

Hacer la limpieza de la frecuencia correcta

El lugar en el que esté su casa es el que define la frecuencia en la que se debe cumplir con la limpieza de aluminio. Idealmente, la tarea se realizara cada 12 meses. Pero si usted está cerca del mar o zona industrial debido a los factores de aire, sal o contaminación, vale la pena reducir el período a cada tres meses.

limpieza de ventanas y puertas de aluminio

 

No utilice elementos afilados para ayudar

Muchas personas tratan de utilizar objetos punzantes o cortantes para eliminar la suciedad en las esquinas o grietas difíciles de acceder. En lugar de estas herramientas adaptadas, lo que hará arañazos y rasguños en el artefacto de aluminio, es  preferible utilizar cepillos con cerdas suaves o de impacto medio.

 

Y por último No utilice grasa, aceite o productos derivados del petróleo.

 

 

  


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>